Como es tradición, el AMPA escribe una carta a sus Majestades los Reyes Magos, y un año más han pasado por el colegio y han dejado regalos para los niños, los mismos regalos con los que nos hemos entretenido nosotros generación tras generación. Como siempre han acertado y aunque no han traido todo lo que querían si han traido todo lo que necesitaban.

Eso sí, se han dejado la mirra pero no vamos a ponernos demasiado exigentes porque tampoco tenemos demasiado claro que es la mirra y como podéis ver, estábamos todos muy emocionados al abrir los regalos como para entrar en estos detalles técnicos.